Siguenos en:
Sábado
 27 de Febrero de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Tribuna
Repercusiones de una frase presidencial
Miércoles,  20  de Enero, 2021

Ha generado repercusiones la frase  del Presidente respecto  a la actitud que  debe asumir la población ante el coronavirus.  “Hay que aguantar y resistir”, ha dicho  el Mandatario. No es malo alentar esa estoica conformidad ante un hecho inevitable; es siempre  mejor no sumar  a los daños materiales una debilidad de alma. Pero  también se puede entender  en otro sentido, como  un trasunto  de   insensibilidad y de dureza. Sobre todo cuando se mezcla con la politiquería.

En materia de elecciones, no acabábamos de concluir  la anterior y ya tenemos a la vista otras  ¡Qué insensatez! Así no se acaba nunca la etapa electoral. Y es  cuando los políticos  le sacan todo lo amargo de una frase.   Entre políticos   nadie ve  el lado bueno sino más bien  el malo. La lucha es encarnizada y rencorosa. Esa conducta entre candidatos, con silletazos y todo,  es una lección  para las generaciones que siguen. Tal como se los ve, así también disputarán  ellas, a dentelladas, como en la jungla.

El lector que ha seguido hasta aquí, tal vez está suponiendo que estoy  defendiendo alguna una posición política. Y no es así. Soy un ciudadano de a pie que ve las  cosas desde la calle.  Un tiempo, me  aproximé  a esas  alturas donde el sorojchi (el mal de la altura) persigue sin tregua. Sé que el cargo transfigura y convierte en otra persona, distinta a la que ingresó. Y no he de transgredir  ahora, a sabiendas, ninguna norma ética. Soy persona honrada. 

Si el Presidente Arce no hubiera añadido más palabras a la  frase  ya  mencionada, podría considerarse  un mandatario fino y comprensivo,  hasta con potencial aptitud  pedagógica; hubiera quedado como si su sola intención era  infundir  valor en el pueblo, a fin de  que resista con denuedo la avalancha del virus. Pero añadió que el pueblo “aguante así como aguantó al gobierno de Jeanine Áñez”. Eso es  injusto y falso. Lo real es que, como segunda vicepresidente del senado, ella se vio obligada a asumir el cargo. Los masistas huyeron abandonando el  poder. En buena cuenta, ellos le entregaron a Jeanine  la presidencia.

En lo que hace a la lucha misma este gobierno, igual que el anterior, utiliza el palo de ciego para combatir a la pandemia, sin un plan global ni organización institucional para atender contingencias.  Seguimos con carencias de todo tipo. Los hospitales están colapsados, no hay insumos, no hay equipos ni recursos humanos suficientes. Sólo hay una esperanza, y es que pronto  lleguen también las vacunas a Bolivia. Entre tanto, no nos queda otra que esperar, repitiendo  la  divisa de los chinos: “No importa de qué color sea el gato, con tal de que cace  ratones”.

Ciertamente, no soy el único ni el  primero en mencionar las falencias y   las vacunas ideologizadas. Pero es preciso reconocer la necesidad de tener un plan de acción   en la mano. La gente debe saber que se distribuirá  en orden, sin discriminaciones políticas ni disputas irracionales.  Hay que evitar eso, aunque el virus   nos esté  tocando ya  la puerta.  Somos reacios a efectuar planes, no obstante que la indisciplina hace más  pobre nuestra pobreza.

Acerca del autor:
Demetrio--Reynolds-
Demetrio Reynolds
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día